Páginas vistas en total

lunes, 15 de junio de 2015

Un maestro del clawn pasó por Entre Ríos

Last call/ Último llamado

Mónica Borgogno


El maestro del clown, Gabriel Chamé Buendía, pasó en junio último por Crespo y su presencia no fue precisamente desapercibida. Los crespenses lo recordarán bien porque en la presentación de su trabajo Last call/ Último llamado, que tuvo lugar en la sala municipal de esta ciudad entrerriana, el actor y director jugó en más de una oportunidad con el gentilicio: les dijo crespeños, crespenchis, crespuchis, crespos… y todos rieron con sus ocurrencias.
Son las idas y vueltas de Míster Piola quien aparece en escena detrás de un exagerado número de valijas, difíciles de manejar, al interior de un aeropuerto delimitado y preciso por una tela gigante que exhibe hangares, pista de aterrizaje, una vista de montañas y en algún momento, aviones que se ven llegar o partir, responsabilidad de Jorge Pastorino.
La obra es la historia de un hombre que espera, que quiere viajar, que lidia con la burocracia y policía aeroportuaria que siempre lo malentiende, que busca cómplices o adherentes a su causa: “Queremos viajar”, gritó el público, llevado por su juego o batalla…
Todos los elementos escenográficos, van develando a lo largo de la obra, diversas sorpresas. En ese sentido, se observa un buen uso de las tecnologías, no se reniega de ellas: se las aprovecha para potenciar un gag o bien abrir una nueva secuencia.
Esos detalles pensados y justos están incluso en la corbata flúor, a tono con las zapatillas; o en el calzoncillo y la mochila en el mismo tono rosa que a Mr. Piola le gusta revolear antes de calzársela. Contrastante combinación de una y otra indumentaria, que sólo conduce a la risa inevitable. En realidad todo Chamé Buendía provoca carcajada: su rostro bordeado de cabellos ensortijados coronados con una roja nariz, un cuerpo que quiere ser más flaco para poder viajar en avión y nuevamente, un desopilante atuendo diseñado por Cecilia Allassia.

Con unos gestos primero y luego con una comunicación en inglés básico para llegar a su cometido, nos mete en su odisea que empieza con un “check in” y no se sabe cómo, termina con un “I love you”. La propuesta hace reír con ganas pero también plantea todo lo que se cifra en un viaje.

Vale agregar que Last call es una producción del Teatro Nacional Cervantes –condición que el propio actor y director se da el gusto de ironizar a la hora de exhibir lo ínfimo o lo magnánimo de un truco o proyección audiovisual.


La propuesta pasó por Entre Ríos y se agradece. Ahora siguió su camino hasta Villa Mercedes y San Luis, donde se lo podrá ver el próximo viernes 19 y sábado 20 de junio, con entrada libre y gratuita. ¡Para aprovechar y disfrutar, no se lo pierdan!













fotos: Mónica B.

Gabriel Chamé Buendía o Mr. Piola en Last call...en medio del público, salteando butacas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario